Localizado en la zona alta de Icor, próximo a áreas de monte, el pequeño caserío de El Bueno mantiene viva la esencia del mundo rural típico de la isla. En él se puede descubrir los secretos de las formas de vida campesinas de las medianías del sur de Tenerife. Estas tierras estuvieron dedicadas principalmente a la agricultura de secano, existiendo numerosos terrenos de cultivo destinados a ello. La agricultura era complementada con alguna actividad ganadera. Conforme han pasado los años, el éxodo rural ha hecho que buena parte de sus habitantes hayan marchado a otros puntos de la geografía insular, existiendo en la actualidad numerosas casas y casas-cuevas deshabitadas.

Junto al El Bueno se encuentra un nutrido grupo de pintorescos caseríos como La Fuente Nueva, La Chajaña, La Florida, Lomo Oliva, Madre del Agua y Los Colmeneros. La altitud a la que se encuentran estos parajes, alrededor de 600-900 m. s. n. m., permite disfrutar de extraordinarias panorámicas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies