El Río es el límite oeste de Arico con Granadilla de Abona. Como su nombre indica, estas tierras han sido ricas en corrientes de agua y fuentes. Sus orígenes se remontan a tiempos prehispánicos, siendo numerosos los restos aborígenes hallados en las laderas del barranco de El Río. Sin embargo, no fue hasta el siglo XVII cuando se produjo el desarrollo del núcleo poblacional alrededor de la Ermita de San Bartolomé. Su actividad económica tradicional ha sido la ganadería trashumante, produciéndose a partir del siglo XIX un progresivo desarrollo de la agricultura de regadío.

El pueblo se estructuró a partir del camino que bajaba desde el monte hasta la zona costera

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies