El pequeño pueblo litoral de Las Arenas surge como lugar de residencia en la década de los setenta del siglo XX. La tranquilidad de este enclave, la cercanía al mar, la belleza de su paisaje de pumitas y la existencia de especies vegetales de gran singularidad como tabaibas y cardones, hacen de este barrio un lugar único, donde disfrutar de la tranquilidad de la costa de Arico.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies